Soluciones para la gestión de los residuos de un vertedero

Casi todos los países del mundo se están viendo, en mayor o menor medida, desbordados por el problema de la gestión de los residuos, ya sean urbanos, agrícolas, ganaderos e industriales, generados por una sociedad cada vez más consumista que utiliza en masa, y sin las precauciones necesarias, una enorme cantidad de todo tipo de materiales no degradables. 

El impacto sobre el medio ambiente es inmenso y la situación requiere soluciones efectivas en la gestión de residuos de los vertederos, que en muchas ocasiones son insuficientes e ineficaces para conservar los residuos durante mucho tiempo y de forma que no cause grandes perjuicios a nuestro ecosistema.

Una mala gestión de los residuos de los vertederos puede tener unas consecuencias nefastas para el medio ambiente, la sociedad y el planeta, provocando efectos negativos a todos los niveles, incluido nuestro bienestar económico, ya que nuestro ecosistema se ve seriamente comprometido.

La contaminación de las aguas por las filtraciones de los residuos o la expulsión a la atmósfera de dióxido de carbono (CO2) y otros gases contaminantes, provocando el temido efecto invernadero y el calentamiento global son problemas muy reales, provocados en gran parte por una gestión deficiente e irresponsable de los residuos que generamos son problemas muy graves que requieren de soluciones decididas y urgentes.  

 

Cómo gestionar los residuos de un vertedero  

Un vertedero puede definirse como una instalación especialmente diseñada para depositar y eliminar residuos, ya sea en un depósito en superficie o subterráneo. Los vertederos están pensados para almacenar y tratar los residuos durante mucho tiempo, por lo que para su correcta gestión es necesario tener en cuenta cuestiones como: la impermeabilización total del suelo para evitar filtraciones nocivas, el tratamiento adecuado de todo tipo de residuos, así como su reutilización y reciclaje.

Potenciando y regulado por la normativa europea, en los últimos tiempos se ha añadido un nuevo concepto a la gestión de residuos de un vertedero: la valorización. De esta forma, contando con las infraestructuras y los medios técnicos adecuados, los residuos orgánicos procedentes de los vertederos pueden transformarse en una fuente de energía eléctrica, térmica y en biocombustible renovable y ecológico.  

 

Tipos de vertederos

Podemos distinguir entre dos grandes tipos de vertederos.

  • Vertederos incontrolados. Son espacios, normalmente aislados y retirados, en los que las personas comienzan a depositar todo tipo de basura y residuos sin control. Es una práctica incívica pero, desgraciadamente, muy extendida.
  • Vertederos controlados. Lugares específicos preparados para el almacenamiento de basuras, bajo el paraguas de una normativa, una regulación y un marco legal.  El objetivo de este tipo de vertederos es el almacenamiento controlado e, idealmente, la eliminación de los residuos y a veces su reaprovechamiento, siguiendo una serie de procesos.

 

 

Obtención de biogás. Aprovechamiento de los residuos orgánicos de un vertedero

La generación de biogás a partir de residuos orgánicos procedentes de vertederos se está convirtiendo en un método de obtención de energía verde y renovable cada vez más utilizado por sus grandes ventajas. Estas son las principales: se trata de un sistema económico, que no requiere de infraestructuras para su obtención y, además, permite cumplir estrictamente con la legislación vigente en la Unión Europea en lo que se refiere al tratamiento correcto de los residuos, así como su reutilización y valorización

Gracias a la implementación de tecnología compatible con la fase de explotación de celdas, la desgasificación activa de biogás de vertedero es una posibilidad de generación de una fuente de energía.

Tras un primer proceso de pretratamiento del residuo urbano y posterior anaerobiosis, se obtiene gas metano (CH4), con un potencial de calentamiento global 28 veces mayor que el del CO2. El biogás recuperado pasa a convertirse bien en energía eléctrica de origen renovable o bien se transforma en un proceso de upgrading en biometano para uso industrial, doméstico o vehicular.

El resultado es la fermentación del material orgánico por la acción de las bacterias, generándose de esta forma biogás y biometano, unos elementos con un gran potencial como generadores de energía y combustible, y en el caso del biometano con unas características prácticamente idénticas al gas natural.

 

Clasificación de los residuos en vertedero 

Los vertederos pueden también clasificarse en función del tipo de residuos que almacenan y tratan:

  • Vertedero de residuos urbanos. Se trata de un espacio de grandes dimensiones situado en el suelo o el subsuelo donde se recogen todo tipo de residuos procedentes de las ciudades.
  • Vertedero de residuos industriales. Es una clase de vertedero que contiene, principalmente, residuos procedentes de la actividad industrial en sus distintos procesos: fabricación, transformación, consumo, limpieza, mantenimiento, etc.
  • Vertedero de Residuos de Construcción y Demolición (RCDs). Se almacenan básicamente los residuos generados por cualquier obra de construcción, rehabilitación, reparación o demolición. Puede tratarse de inmuebles, pequeñas reparaciones o grandes obras civiles como carreteras, aeropuertos, canales, presas, etc.  
  • Vertedero de residuos radiactivos. Este tipo de vertedero de residuos están especialmente diseñados para albergar de forma segura todo tipo de material o de producto de desecho que presente trazas de radiactividad. Están incluidos líquidos y gases residuales contaminados.

 

En Genia Bioenergy proporcionamos un servicio integral y personalizado con el fin de evaluar la viabilidad técnica y económica de cada proyecto. Esto no permite desarrollar proyectos realistas y con resultados óptimos que permitan cumplir con la normativa más actualizada y exigente de gestión de residuos, así como lograr beneficios económicos y para el medio ambiente con la generación biogás y biometano, dos de las energías renovables mejor valoradas.

Proponemos novedosos modelos basados en los últimos avances tecnológicos para gestionar todo tipo de residuos orgánicos tanto agrícolas como ganaderos, como los procedentes de vertederos, de una forma óptima, rentable y respetuosa con el planeta. Gestión inteligente y responsable con la que todos salimos ganando.